Posts etiquetados ‘Fotoperiodismo’

Leonardo

Aprovechando que se acaba de cumplir el 40 aniversario de los hechos, vamos a hablar de la triste historia de Leonardo Henrichsen, cámara de televisión que filmó su propia muerte.

Había nacido en Buenos Aires en 1940, comenzó como aprendiz en el noticiero “Sucesos argentinos” siendo apenas un niño, en 1955 comienza a trabajar para el Canal 7 argentino hasta 1969 cuando es fichado por el canal sueco SVT, donde se especializa en cubrir golpes de estado, hasta en 14 de ellos llego a trabajar, murió antes de cubrir el 15.

El 29 de junio de 1973 Henrichsen estaba destinado en el convulso Chile de Salvador Allende. Junto a su compañero Jan Sandquist se encontraban en el hotel Crillon de Santiago cuando empezaron a sonar los primeros disparos que anunciaban la sublevación militar conocida después como “el tanquetazo” y que no fue sino un anuncio del golpe de Pinochet que derrocaría al gobierno el 11 de septiembre. Los dos periodistas decidieron salir a filmar los disturbios en el centro de la ciudad. Cerca del Palacio de la Moneda, en el cruce de las calles Agustina con Morandés, Leonardo se encontraba filmando a una patrulla cuando uno de los militares apuntó su arma y disparó, así es como el cámara filmó su propia muerte.

2

Las imágenes no se dieron a conocer hasta un mes después, provocando gran conmoción en todo el mundo.

La identidad del asesino no se conoció hasta 2005, el cabo Héctor Hernán Bustamante había sido el culpable.

Tras haberse dado por prescrito el crimen, los hijos del periodista consiguieron que la Corte de Apelaciones reabriera el caso en 2007. Sin embargo, Bustamante fallecía sin pagar su culpa en 2008, antes de que acabara la investigación.

Ver video

Anuncios

La inmolación de Jan Palach

Publicado: 12 junio, 2013 en Siglo XX
Etiquetas:, ,
Primavera de Praga, 1968

Primavera de Praga, 1968

En agosto de 1968, tropas soviéticas invadían Checoslovaquia y acababan por las bravas con la llamada “Primavera de Praga”. Las medidas liberalizadoras que el entonces líder checo Alexander Dubček habia tomado, significaban un gran avance democrático para el maltrecho pueblo checo, harto ya del yugo sovietico.

El aumento de la libertad de prensa, la libertad de expresión y la libertad de libre circulación propuesto por Dubček hacían a la gente soñar con el fin del comunismo y la ansiada libertad de los prosperos estados occidentales. De pronto los intelectuales y los estudiantes tomaban la calle, en las emisoras de radio se podía criticar al regimen y bajo el empedrado gris metal se filtraba la fina arena de la playa.

04

Ni que decir tiene que en la URSS se llamo al orden a las autoridades checas, pues en Moscu aun tenían fresco el recuerdo de la revolución húngara de 1956. No resueltos a permitir una revuelta semejante, los países del Pacto de Varsovia acuerdan la invasión, que se produce durante la madrugada del 20 al 21 de agosto de 1968.

La inmolación de Jan Palach

El 16 de enero de 1969 la Radio Checoslovaca transmitió el siguiente parte policial:

“La policía municipal de Praga comunica que hoy, hacia las quince horas, el estudiante J.P. de la Facultad de Letras se roció en la Plaza de Venceslao con un líquido inflamable todavía no identificado y prendió fuego a sus ropas, provocándose graves quemaduras.”

2

En la pequeña ciudad de Vsetaty, a 30 kilómetros al norte de Praga, escuchó el noticiero en su modesto domicilio la señora Libuse Palachová sin sospechar que bajo las iniciales J.P. se ocultaba el nombre de su hijo, Jan Palach.

El jueves 16 de enero de 1969 por la mañana, el estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras, Jan Palach, de 20 años de edad, salió en tren de su casa en Všetaty a Praga. Se dirigió a la residencia estudiantil donde pasó toda la mañana. Antes del mediodía Jan Palach abandonó su cuarto. No está claro qué hizo en las horas siguientes. En un comercio de utensilios domésticos en la calle Na Poříčí compró dos baldes de plástico de color blanco con tapas azules. En una gasolinera en la calle Opletalova las llenó con cuatro litros de gasolina.

1

Pocos minutos antes de las dos y media de la tarde se encontraba ya junto a la fuente bajo el edificio del Museo Nacional en la Plaza Venceslao de Praga. Se roció con la gasolina y se prendió fuego. En el lugar quedó su carpeta. Dentro había un cepillo de dientes, una naranja, un manual de alemán, dos calendarios de bolsillo para los años 1968 y 1969, un sello polaco, una cinta tricolor, nueve billetes de transporte y otros objetos personales. Y también una carta sin dirección:

“Debido a que nuestras naciones se encuentran en un estado de desesperanza y resignación hemos decidido manifestar nuestra protesta y despertar al pueblo de este país. Yo tuve el honor de que me tocara el número uno y presentarme como la primera antorcha”, escribió Jan Palach.

Al arder como una antorcha viva en la céntrica Plaza de Venceslao, Jan Palach sufrió graves quemaduras en el 80 por ciento de la superficie del cuerpo. Cuando lo traían al quirófano, el personal médico pudo oír sus primeras palabras:Yo no soy una suicida.

Antes de inmolarse, Jan Palach envió a varias direcciones, entre otras a la Unión de los Escritores, una carta en la que explicaba los motivos de su sacrificio. Jan Palach escribía:
“Debido a que nuestra nación ha llegado al borde de la desesperanza hemos decidido expresar nuestra protesta y despertar al pueblo de la siguiente manera:
Nuestro grupo está integrado por voluntarios que están determinados a autoinmolarse por nuestra causa. Yo tuve el honor de resultar sorteado como el número 1 y así he obtenido el derecho de escribir las primeras cartas y convertirme en la primera antorcha. Nuestras demandas son:
1) inmediata abolición de la censura
2) la prohibición de la divulgación del periódico Zprávy.”

Zprávy era un periódico publicado por los ocupantes soviéticos en el que la brutal agresión a Checoslovaquia era llamada de “ayuda fraterna”.

“De no cumplirse nuestras exigencias dentro de cinco días, arderán otras antorchas”, terminaba la carta firmada:Antorcha Nro.1.

¿Existía de veras un grupo de voluntarios dispuestos a la autoinmolación? Ello sigue siendo un enigma.

Jan

Jan Palach

Jan Palach falleció el 19 de enero de 1969 a las tres y media de la tarde. Poco antes lo había visitado su colega Lubos Holecek que transmitió a la radio las últimas palabras de Jan Palach:
“Mi acto cumplió su finalidad, que nadie vuelva a intentarlo, que traten de salvar a esos estudiantes, ellos han luchado por el cumplimiento de nuestros objetivos, que sigan luchando vivos…”
Los funerales de Jan Palach, el 25 de enero de 1969, se convirtieron en una multitudinaria manifestación. La ceremonia fúnebre tuvo lugar en el Karolinum, sede de la histórica universidad praguense.

En un emotivo discurso, el rector de la Universidad Carolina, Oldrich Starý, resumi el significado del sacrificio de Jan Palach:”Tu acto, Jan Palach, es manifestación de un corazón puro, del amor supremo hacia la verdad, la libertad y la democracia. Tú has hecho el máximo sacrificio en aras de la nación. Somos una nación pequeña que ya varias veces estuvo al borde del exterminio. Esta antorcha humana apela a todas las personas de buena voluntad…”

Fuente: http://www.radio.cz

Birkenau

El llamado “Album de Auschwitz” es una colección de casi 200 fotografías encontradas por Lilly Jacob-Zelmanovic Meier en el campo donde se encontraba internada. En las imágenes se documenta el proceso que se seguía con los deportados, en este caso procedentes de Hungria, país que sufrio aproximadamente 400.000 victimas durante el Holocausto.

En 1980 el  álbum fue donado al Yad Vashem (Centro mundial de documentación, investigación, educación y conmemoración del Holocausto).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Álbum de Auschwitz es la única evidencia visual de la masacre perpetrada en Auschwitz-Birkenau. Es un documento único y fue donado a Yad Vashem por Lilly Jacob-Zelmanovic Meier.

Las fotografías fueron tomadas a finales de mayo y principios de junio de 1944 por Ernst Hofmann y Bernhard Walter, dos hombres de las SS cuya función era tomar fotos identificatorias y huellas digitales a los presos (no a los judíos que eran enviados directamente a las cámaras de gas). Las fotografías muestran la llegada de los judíos húngaros de Carpato-Rutenia. Muchos de ellos provenían del gueto de Berehov, el cual reunía a judíos de otras ciudades pequeñas.

El comienzo del verano de 1944, fue el momento cumbre de la deportación de los judíos húngaros. Con este propósito una vía de tren especial fue extendida desde la estación de fuera del campo hasta una rampa dentro de Auschwitz. Muchas de las fotografías del álbum fueron tomadas en la rampa. Luego los judíos debían pasar un proceso de selección, llevado a cabo por los médicos y guardias de las SS. Aquellos considerados apropiados para el trabajo, eran enviados al campo, en donde eran registrados, despiojados y distribuidos en las barracas. El resto era enviado a las cámaras de gas. Los llevaban hasta allí con la excusa de tomar una inofensiva ducha, luego sus cuerpos eran cremados y las cenizas esparcidas en un pantano vecino. No solo explotaban despiadadamente a aquellos judíos que no asesinaban inmediatamente, sino que también los despojaban de todas las pertenencias que traían con ellos. Inclusive arreglos dentales de oro eran extraídos de las bocas de los muertos por un grupo especial de prisioneros. Los efectos personales que los judíos traían consigo eran seleccionados y guardados en un área denominada por los prisioneros “Canadá”, la tierra de la abundancia.

Las fotos en el álbum muestran el proceso completo, excepto los asesinatos mismos.

El objetivo del álbum es poco claro. No tenía propósitos propagandísticos, ni se advierte tampoco ningún evidente uso personal en ellos.

Se asume que fue preparado como documento oficial para alguna autoridad superior, al igual que ocurrió con álbumes de fotos de otros campos de concentración.

Lily nunca escondió el álbum y en varias ocasiones se publicó acerca de su existencia. Inclusive lo había presentado como testimonio durante los juicios de Auschwitz en Francfort en los años 60’. Ella lo guardó durante todos esos años hasta que el famoso cazador de nazis Serge Klarsfeld la visitara en 1980 y convenciera de donar el álbum a Yad Vashem.

En 1994 llegó el álbum a manos del laboratorio de conservación de Yad Vashem, en donde se guardó información sobre cada una de las fotos en el banco de datos computarizado del archivo. El equipo del archivo logró comparar y hacer coincidir las fotografías con fotos aéreas tomadas por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en diferentes ocasiones durante 1944 y 1945. En el año 1999, el álbum en su totalidad fue escaneado con un equipo digital de la más alta calidad.

El álbum contiene 56 páginas y 193 fotografías. Algunas de las fotos originales no se encuentran en el álbum, aparentemente aquellas entregadas por Lily a sobrevivientes que identificaron en ellas a parientes. Una de estas fotografías fue donada recientemente a Yad Vashem.

Fuente: http://www.yadvashem.org

Policias de la RDA evacuan el cuerpo de Fechter

Policias de la RDA evacuan el cuerpo de Fechter

El 17 de agosto de 1962, Peter Fechter, obrero de la construcción de 18 años, despues de que se le denegara el permiso para visitar a su hermana en el Berlin occidental, decidio cruzar el muro junto a su amigo Helmut Kulbeik.

Apostados en una carpintería cercana al muro, estudiaron los movimientos de los guardias que lo custodiaban hasta encontrar el supuesto momento propicio. Helmut consigio el objetivo, no asi Peter, que al escalar el muro recibió un disparo desde el lado oriental que le hizo caer de inmediato al suelo entre desgarradores gritos de dolor.

04

Alertada por los disparos, la gente se fue arremolinando a ambos lados del muro para contemplar perplejos como el joven se desangraba ante la pasividad de guardias y soldados de ambos lados, temerosos los unos de la reacción de los otros en el caso de haber acudido en auxilio de Fechter.

Finalmente y tras de una hora de agonia, los guardias del Berlin oriental recibieron la orden de socorrer al herido y llevarlo de vuelta a la RDA minutos antes de que falleciera, entre los gritos de indignacion de la multitud congregada en el lugar de los hechos.

Juicio

En marzo de 1997, dos antiguos guardias del Berlin del este, confesaron haber disparado sobre Fechter por lo que fueron condenados a un año de libertad vigilada.

03

Nino Bravo y demas homenajes

Tanto conmocionó el asesinato de Peter a la opinión pública que se le dedicaron monumentos, se le hicieron homenajes e incluso diez años despues el gran Nino Bravo grabaria la cancion “Libre”, uno de sus mayores exitos, cuya letra esta inspirada en la historia de Peter Fechter, la primera de una larga lista de personas en perder la vida intentando saltar el muro.

05

Video Nino Bravo – Libre

Tiene casi veinte años y ya está
cansado de soñar
pero tras la frontera está su hogar,
su mundo y su ciudad.
Piensa que la alambrada sólo es
un trozo de metal,
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

Con su amor por bandera se marchó
cantando una canción,
marchaba tan feliz que no escuchó
la voz que le llamó
y tendido en el suelo se quedó,
sonriendo y sin hablar,
sobre su pecho flores carmesí
brotaban sin cesar.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

Jaime Pato, una imagen historica

Publicado: 19 marzo, 2013 en Siglo XX
Etiquetas:

image

Nacido en Madrid en 1920, formo parte de una familia de periodistas. Trabajó para la Agencia Efe desde 1942 hasta 1965 cuando paso a trabajar para Abc y Blanco y Negro.

En 1959 recibe el Premio Nacional de Fotografia por la imagen de la despedida entre Franco y Eisenhower en la base de Torrejon.

Fallecio en Madrid el 18 de marzo de 2013.

image

Agusti Centelles i Ossó (Valencia 1906 – Barcelona 1985), padre del fotoperiodismo en España, empezo como colaborador de La Vanguardia y el Diari de Barcelona hacia 1934, al estallar la guerra civil fue destinado al frente de Aragon, donde con su Leica de paso universal cubrió la toma de Teruel o la batalla de Belchite.

Terminada la guerra se exilió en Francia, donde llegó a ser recluido en varios campos de concentración y donde trabajó para la resistencia francesa falsificando documentación.

A mediados de los 40 regreso a España dejando escondidos en Francia gran cantidad de negativos que recuperaria en 1976. Esas imagenes saldrian a la luz convirtiendo a Centelles en un simbolo del fotoperiodismo en España, colocandolo al mismo nivel que el mismisimo Robert Capa.

En 1984 recibia por parte del Ministerio de Cultura el Premio Nacional de Fotografia.

Fallecio en Barcelona el 1 de diciembre de 1985.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Foto Agustí Centelles i Ossó, fondo Centelles (c) 2013 Archivos estatales, MECyD, CENTRO DOCUMENTAL DE LA MEMORIA HISTÓRICA, todos los derechos reservados, para su publicación en cualquier soporte, incluyendo en la red se debe solicitar autorizació o convenio y liquidar las tasas para usos comerciales a:

Contacto para publicación y licencia de uso de la fotografía:
cdmh@mecd.es mailto:cdmh@mecd.es , teléfono (34)923 21 25 35
Centro Documental de la Memoria Histórica, Salamanca

All publishing rights reserved, including reproduction in digital or online.
Contact or licensed for publication:
cdmh@mecd.es mailto:cdmh@mecd.es , phone (34) 923 21 25 35
Centro Documental de la Memoria Histórica , Salamanca (España)