El misterioso caso de D.B. Cooper, asalto al Boeing 727

Publicado: 6 mayo, 2013 en Siglo XX
Etiquetas:,
D.B. Cooper, retrato robot

D.B. Cooper, retrato robot.

En noviembre de 1971, en plena edad de oro de los secuestros aéreos, tuvo lugar un curioso suceso que incluso hoy, más de 40 años después sigue siendo un misterio.

El 26 de noviembre un hombre de aproximadamente 1,80 de altura, unos 45 años de edad, traje y gabardina oscuros y gafas de sol, tomaba un vuelo en Portland con destino Seattle. Una vez en el aire a bordo de un Boeing 727 de la compañía Northwest Orient, el pasajero, identificado como Dan Cooper en el pasaje, entregó una nota a una azafata en la que indicaba que llevaba una bomba en su maletín y que no dudaría en hacerla explotar si no se atendían sus reclamaciones, consistentes en 200.000$ y 2 juegos de paracaídas.

Una vez en Seattle y después de cobrar el rescate, hizo desembarcar al pasaje y a algunas azafatas a las que incluso llegó a ofrecer una generosa propina que estas rechazaron. Después de repostar y repasar el botín, el avión puso rumbo a Reno (Nv) volando a una inusual baja velocidad y escasa altura.

Al poco del despegue, Cooper repartió el dinero por todo su cuerpo y salto en paracaídas por la escalera trasera del 727 sobre los escarpados bosques del estado de Washington, nunca más se supo de él.

Durante meses el FBI y la policía del estado rastrearon la superficie donde se estimaba que el hombre había caído, pero no se encontró ningún rastro.

map

En 1980, un niño que estaba de excursión con su familia cerca de Vancouver encontró a orillas del rio Columbia 5880 dólares en billetes de 20 prácticamente destrozados. Tras ser analizados, el FBI confirmó que se trataba de dinero perteneciente al botín del 727 y que habrían llegado a aquel punto arrastrados por la corriente.

El FBI siempre defendió la teoría de que D.B. Cooper no sobrevivió al salto en paracaídas, que aquella noche hubiera una fortísima tormenta y que nunca se encontrara en circulación uno de aquellos billetes cuyos números de serie eran vigilados por la policía ayudan a dar crédito a esta versión.

Sin embargo, esto no impidió que la agencia llegara a sospechar e investigar a más de 1000 sospechosos desechándolos a todos.

merchandising

merchandising

En 2011, 40 años después del golpe, apareció en Oklahoma Marla Cooper, una mujer que aseguraba que el misterioso D.B. Cooper era su tío, basándose en una conversación que había escuchado entre este y su padre en 1971. Según Marla, su tío sobrevivió al salto y desapareció, no volvieron a saber más de el hasta su fallecimiento en 1999. A día de hoy, la incógnita continúa sin despejar.

Video del telediario de la epoca

Anuncios
comentarios
  1. M. Angeles dice:

    Estara en algun paraiso fiscal viviendo como un marques, al menos eso es lo que se merece.

  2. Nene Vallekas dice:

    Uff, no creo que sobreviviera al salto, pero si lo hizo ole sus cojones 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s