Archivos para abril, 2013

hitler2

En 1938, Adolf Hitler llevaba cinco años en el poder, cinco años en los que había conseguido poner a Alemania de nuevo a la vanguardia de Europa. Incumpliendo el Tratado de Versalles había rearmado al ejército, se anexiono Austria delante de las narices de Francia y Gran Bretaña, tenía al país al borde del pleno empleo y su agresiva política exterior acongojaba los ánimos de sus vecinos vencedores en la gran guerra.

Pero su golpe maestro en aquel año llegaría en septiembre, cuando durante los llamados Pactos de Múnich, el Führer logro que los dirigentes de Italia, Gran Bretaña y Francia aprobaran la  anexión de la región checoslovaca de los Sudetes por ser esta de habla alemana (meses después invadiría el resto del país).

Paradójicamente, tanto la URSS como la propia Checoslovaquia no habían sido invitadas a la conferencia, ya que poco importaba su opinión. Por su parte, Francia y Gran Bretaña se comprometían a defender el resto de frontera checa y volvían a casa para ser recibidos como auténticos héroes de la paz.

Con este panorama, no es de extrañar  que la revista Time, una de las más prestigiosas del mundo, que llevaba desde 1927 destacando a una personalidad como hombre del año se fijara en Adolf Hitler en detrimento del General Francisco Franco (sic).

Personalidades como Gandhi, Roosevelt o Lindbergh habían recibido tal honor y ahora era el Führer del tercer Reich quien miraba al mundo amenazante desde la portada del magazine, sin embargo, estos se cuidaron mucho de ilustrar la portada con el retrato de este, quizás previendo lo que este hombre desataría apenas un año después eligieron una inquietante composición del Barón Rudolph Charles von Ripper donde se ve a Hitler ante el teclado de un órgano interpretando un himno de odio.

HitlerPortada

Como curiosidad, el Comité Nobel noruego comtempló la posibilidad de nominar como premio Nobel de la Paz en 1939 al mismisimo Adolf Hitler a instancias del parlamentario E.C.G. Brandt, aunque felizmente la idea no prospero.

Anuncios

David Berkowitz, “El Hijo de Sam”

Publicado: 25 abril, 2013 en Siglo XX
Etiquetas:
El hijo de Sam,

David Berkowitz, El hijo de Sam

Durante la segunda mitad de los años 70, la ciudad de Nueva York vivió una auténtica pesadilla a causa de los crímenes cometidos por un asesino en serie que trajo en jaque a toda la policía de la ciudad, se llamaba David Berkowitz,  más conocido como “El hijo de Sam”.

Nacido en Nueva York el 1 de junio de 1953, se crio en el Bronx.  Berkowitz era hijo adoptado, y esta condición hizo que se sintiera un  niño rechazado y que creciera en él un gran sentimiento de culpa, además, su aspecto de Paquirrin poco atractivo y su gran tamaño comparado con los chicos de su edad hicieron de el una persona huraña y solitaria.

La muerte de su madre adoptiva durante su adolescencia y los continuos rechazos por parte de las mujeres en su juventud hizo que se acumulara el odio hacia estas dentro de la cabeza de David, y que empezara a sufrir los primeros síntomas de desdoblamiento de personalidad.

La noche del  29 de julio del 76, dos jóvenes llamadas Donna Lauria y Jody Valenti, de 18 y 19 años respectivamente, hablaban tranquilamente en el coche de una de ellas cuando Berkowitz se acercó al coche y sin mediar palabra saco un arma y disparo cinco veces contra las chicas, fueron las primeras víctimas del hijo de Sam.

Hasta el 10 de agosto de 1977, fecha en la que es detenido, comete siete ataques más, con un balance total de  seis muertos y siete heridos. Todos los ataques siguieron el mismo patrón, David se acercaba a las victimas sigilosamente y descargaba su revólver del calibre 44 sobre ellas.

Siguiendo la moda de otros asesinos famosos, como Zodiac, David envió algunas cartas a la policia y a la prensa las cuales sirvieron de pistas para llegar hasta el. Al ser detenido, alegó seguir las órdenes de un demonio reencarnado en el perro de su vecino, llamado Sam (el perro).

Sam2

Fue encontrado culpable y condenado a una pena de 365 años de prisión. Actualmente cumple condena en la prisión de máxima seguridad de Attica (NY), a pesar de haber estado a punto de morir al intentar ser degollado por algunos reclusos, hoy reside como un interno modelo y de fuertes creencias religiosas .

En 1980 el cantante argentino Sergio Makaroff grabó una canción basada en los crimenes titulada “El hijo de Sam”.

Sergio Makaroff – El hijo de Sam

No me gusta que me miren de reojo,
¿Por qué no puedes ser sospechoso?
y me pongo muy, muy, muy, muy nervioso,
y mi cabeza va a estallar.
Recorriendo los suburbios por las noches
parejas se besan en los coches,
y parece que quisieran reproches,
y mi cabeza va a estallar.

Llevo siempre una pistola en la cintura,
porque la vida es muy dura,
y la ciudad está llena de basura,
y mi cabeza va a estallar

Me imagino lo que todos pensarán,
pero yo hago lo que me ordenan,
y si alguien cumple alguna condena,
no seré yo,
¡Será el hijo de Sam!

No me toquen, no se metan con mi vida,
que antes de llegar a la esquina,
mi suerte ya estará decidida,
y mi cabeza va a estallar,
No me importa si me ve la policía,
porque el perro del vecino decía,
hijo sabes que hoy es el día,
y mi cabeza va a estallar.
Me imagino lo que todos pensarán,
pero yo hago lo que me ordenan,
y si alguien cumple alguna condena,
no seré yo.
¡Será el hijo de Sam!.

Sam es el perro del vecino,
yo soy el hijo del perro del vecino,
Sam el vecino del perro,
yo soy el hijo del vecino del perro,
Sam es el vecino del hijo,
yo soy el perro del vecino del hijo,
¡Soy el hijo de Sam!,¡oaaahhhhhhhh.

Sam es el perro del vecino,
yo soy el hijo del perro del vecino,
Sam es el vecino del perro,
yo soy el hijo del vecino del perro,
Sam es el vecino del hijo,
soy el perro del vecino del hijo,
¡Soy el hijo de Sam!

Policias de la RDA evacuan el cuerpo de Fechter

Policias de la RDA evacuan el cuerpo de Fechter

El 17 de agosto de 1962, Peter Fechter, obrero de la construcción de 18 años, despues de que se le denegara el permiso para visitar a su hermana en el Berlin occidental, decidio cruzar el muro junto a su amigo Helmut Kulbeik.

Apostados en una carpintería cercana al muro, estudiaron los movimientos de los guardias que lo custodiaban hasta encontrar el supuesto momento propicio. Helmut consigio el objetivo, no asi Peter, que al escalar el muro recibió un disparo desde el lado oriental que le hizo caer de inmediato al suelo entre desgarradores gritos de dolor.

04

Alertada por los disparos, la gente se fue arremolinando a ambos lados del muro para contemplar perplejos como el joven se desangraba ante la pasividad de guardias y soldados de ambos lados, temerosos los unos de la reacción de los otros en el caso de haber acudido en auxilio de Fechter.

Finalmente y tras de una hora de agonia, los guardias del Berlin oriental recibieron la orden de socorrer al herido y llevarlo de vuelta a la RDA minutos antes de que falleciera, entre los gritos de indignacion de la multitud congregada en el lugar de los hechos.

Juicio

En marzo de 1997, dos antiguos guardias del Berlin del este, confesaron haber disparado sobre Fechter por lo que fueron condenados a un año de libertad vigilada.

03

Nino Bravo y demas homenajes

Tanto conmocionó el asesinato de Peter a la opinión pública que se le dedicaron monumentos, se le hicieron homenajes e incluso diez años despues el gran Nino Bravo grabaria la cancion “Libre”, uno de sus mayores exitos, cuya letra esta inspirada en la historia de Peter Fechter, la primera de una larga lista de personas en perder la vida intentando saltar el muro.

05

Video Nino Bravo – Libre

Tiene casi veinte años y ya está
cansado de soñar
pero tras la frontera está su hogar,
su mundo y su ciudad.
Piensa que la alambrada sólo es
un trozo de metal,
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

Con su amor por bandera se marchó
cantando una canción,
marchaba tan feliz que no escuchó
la voz que le llamó
y tendido en el suelo se quedó,
sonriendo y sin hablar,
sobre su pecho flores carmesí
brotaban sin cesar.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

Libre
como el sol cuando amanece
yo soy libre
como el mar.
Libre
como el ave que escapó de su prisión
y puede al fin volar.
Libre
como el viento que recoge
mi lamento y mi pesar,
camino sin cesar,
detrás de la verdad
y sabré lo que es al fin la libertad.

wpid-9792310_128131591144.jpeg

A las 10:58 am del 11 de noviembre de 1918, el soldado George Price moria a causa del disparo en el corazon de un francotirador aleman, dos minutos despues acababa la primera guerra mundial.

El acuerdo para el armisticio se habia firmado unas horas antes, poco despues de las cinco de la madrugada del dia 11 de noviembre, en la localidad francesa de Compiegne, las 11 de la mañana fue la hora elegida para su entrada en vigor.

Nacido en Nueva Escocia (Canada), en 1892, George Lawrence Price fue reclutado en 1917 y sirvio en la Compañia A del 28 Batallon.

Convertido en la ultima victima de la primera guerra mundial, sus restos descansan en el cementerio militar de St. Symphorien.